JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Hospital de Pichilemu impulsa la salud sin daño ambiental

Pichilemu
Tipografía

A través del proyecto “Hospital Verde y Saludable”, que promueve la reducción continua del impacto ambiental que tienen los hospitales con su entorno, a partir de la reducción de la huella ecológica y la promoción de la salud en esta área.

De a poco el Hospital de Pichilemu ha ido avanzando para convertirse en hospital protector del Medio Ambiente y de paso concientizar a la ciudadanía sobre el cuidado de nuestro entorno. Existen varias acciones que desarrolla el establecimiento en esta materia, una de ellas y la más destacable es la construcción del huerto comunitario que está pronto a inaugurarse.

Pero esta iniciativa no comienza desde cero, sino que ya existe una agrupación compuesta por pacientes, usuarios, adultos mayores y vecinos que trabajan en el desarrollo del huerto, y gracias a ello ya existen huertos verticales y huertos orgánicos reciclables, usando todo el material de desecho que produce, por ejemplo, el laboratorio del Hospital de Pichilemu.

Al respecto, Carmen Escalona, tecnólogo médico del Hospital, explicó que “somos un grupo de funcionarios, químicos, nutricionistas, médicos y prevencionista de riesgos, que partimos con la idea de realizar estos huertos con material reciclable. Hemos realizado varios proyectos que van desde los huertos verticales, hasta la utilización de material que ya no se utiliza, como WC, botellas plásticas u otros”.

La profesional continuó señalando que “el huerto tiene un potencial directo para los usuarios, ya que tiene un sentido ocupacional, mejora las habilidades cognitivas y motoras, además de las habilidades sociales y el fortalecimiento de la tolerancia a la frustración.Estamos ad portas de inaugurar el invernadero, como parte de los proyectos de hospitales libres y saludables, algo que nos tiene muy orgullosos. En el fondo pretendemos mejorar la imagen del hospital como un ente preocupado y ocupado del Medio Ambiente, a través del reciclaje”.

Por su parte, Lía Lazo Bravo, monitora de huertos caseros manifestó que “estamos súper motivados. Es una actividad saludable que contribuye al desarrollo integral de las personas. Estamos tratando de poner en valor un espacio que estaba en desuso. Hemos reutilizado mobiliario para colocar diversas plantas y hierbas medicinales. Es un huerto demostrativo comunitario y educativo. Nos queda mucha tarea por delante, pero lo que me tiene más contenta es que hayan voluntarios, pacientes, vecinos, de todas las edades y que todo esto se de en un hospital, es muy gratificante para nosotros”.