JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Las épicas carrera en bicicleta de San Fernando a Pichilemu

Pichilemu
Tipografía

Habitualmente por los distintos caminos vemos de manera masiva la práctica del ciclismo, son distintivos, por la gama de colores de sus trajes.

En nuestra región la práctica del ciclismo se remonta a los primeros años del siglo XX, en las dos primeras décadas se registran los primeros clubes ciclistas. Las competencias de aquellos años, eran alrededor de la plaza de armas, pero también mencionan los diarios locales, de excursiones a otras ciudades.  

Durante la primera mitad del siglo XX, se afianzarán las relaciones entres los clubes de distintas ciudades y algunas competencias serán de características épicas. Una de ellas era la carrera entre San Fernando y Pichilemu, 144 kilómetros de los cuales gran parte del camino solo era de tierra. Una de la más recordada es la que se efectuó en 1956, donde la prensa cubre detalles del evento semanas previas: “El punto de partida, a las 6 de la mañana en punto, será frente a Mademsa (San Fernando) y estará estrictamente controlado por el Comisario General, Sr. Juan González. Se espera tener compitiendo corredores de Chimbarongo, Rengo, Santa Cruz, Marchigüe y otros lugares de la zona aparte de los pedaleros locales del club organizador El Rayo y Chile-España que debutan en esta clase de competencias. La ruta está en buenas condiciones en casi la totalidad de sus tramos y solo entre Nancagua y Cunaco. Los corredores tendrán que cuidar bastante para no tener pinchaduras u otros accidentes propios de estas competencias. ”Destaca la mención de los diversos premios auspiciados por casas comerciales de San Fernando, Curicó y Santa Cruz, dentro de ellos era dinero y artículos tan diversos como banderín, forro, cámara, billetera, juego de útiles, cenicero de cristal, malla, cortapluma, florero, bolso deportivo, cinturón y toalla. Días previos un columnista del periódico VI Región de San Fernando, Juan Dos escribía: “Una prueba difícil si se toma en cuenta que el camino no está pavimentado y en muchos trechos hay que subir endemoniadamente. Los profanos en esta clase de competencia, admiramos a estos bravos muchachos que desafiándolo todo son capaces de realizar grandes sacrificios en aras de su deporte favorito. Es de esperar que el ciclismo en San Fernando vuelva por sus pergaminos. Recordamos con verdadera nostalgia aquellos tiempos de los Hermanos Moral, de González, de Demetrio Martínez y tantos otros que daban tanto colorido al pedaleo”

Bajo el húmedo amanecer del 5 de febrero de 1956, parten a las 6 de la mañana desde San Fernando veintidós pedaleros “Desde el comienzo se entabló un duelo interesante entre los locales y Chimbarongo, matizando con la buena carrera que hicieron los costinos Valdivia de Palmilla y Ferrada de Marchigüe. El tierroso camino, en tramos con piedra y sedimento suelto, no fue sin embargo obstáculo para los corredores que terminaron la prueba en tiempo elocuentes para demostrar que el pedaleo de la provincia a progresado”. La meta frente a “El Yate” en Avenida Ortúzar en Pichilemu, vio la llegada del triunfante del ganador Francisco Vidal del club El Rayo de San Fernando quien solo en 4 horas y 49 minutos cumple el objetivo. Solo diez de los competidores lograron completar toda la prueba. El flamante ganador Francisco Vidal era un campesino de 23 años quien fue entrevistado por el periódico VI Región días después: “reconoce haber tenido buena suerte, ya que no tuvo accidentes de consideración, un pequeño desperfecto en la mariposa le hizo perder contados tres o cuatro minutos al comienzo de la carrera, a la altura de Manantiales. Después entró al grupo para no dejarlo más, y a poco de llegar a Alcones entró bien a las cuestas y… adiós. De aquí no lo alcanzaron llegando a la meta con unos once minutos con el más cercano competidor” Reconoce además antes solo haber hecho una vez la ruta de San Fernando a Pichilemu y una vez de San Fernando a Las Vergas del Flaco.


Víctor León Donoso